Camas articuladas con planos articulados ¿y eso, qué es?

Para el cuidado de personas dependientes y con problemas de movilidad, el uso de camas articuladas en el hogar con planos articulados puede facilitar simples acciones como levantarse, y garantiza un descanso adecuado. Además, cada vez es más frecuente el uso de la cama articulada por parte de personas que no tienen problemas en su movilidad, pero buscan un mayor confort y un descanso de más calidad.

Dependiendo de sus características, la cama articulada eleva partes del cuerpo para una mayor comodidad. Además, es muy recomendable para las personas que pasan largas temporadas en la cama, permitiéndoles sentarse y cambiar de posición. Al mismo tiempo, supone una gran ayuda para el cuidador.

Aspectos para tener en cuenta a la hora de elegir una cama articulada

Para elegir una cama articulada, existe una serie de aspectos y recomendaciones para tener en cuenta. Por ejemplo, si el usuario es una persona con grandes problemas de movilidad que necesita cuidados, se ha de elegir una cama con carro elevador. Este tipo de cama, además de contar con planos de articulación, eleva o baja la cama para ayudar a la persona a levantarse o bajarse de la cama, adoptando alturas óptimas para ellas y quienes las cuidan para realizar sus labores de cuidado. En ocasiones, es conveniente que cuenten con ruedas incorporadas, para desplazarlas más fácilmente, si se disponen de amplios espacios, que permitan trasladarles de unas estancias a otras, o acercar más por ejemplo a una terraza.

Al mismo tiempo, existen camas articuladas de dos tipos, con sistema de articulación manual o eléctrico. Es más recomendable el sistema eléctrico, por proporcionar mayor comodidad, ya que el motor que articula el somier se acciona mediante un mando. Uno de los principales puntos que hay que tener en cuenta para elegir la cama más apropiada es el tipo de somier articulado. La articulación del somier depende de los planos de articulación, que pueden ser de dos a cinco.

Planos articulados en camas articuladas

Los planos articulados son los responsables de la elevación del somier en diferentes puntos. Dependiendo de la articulación, ofrecen una posición u otra, y obedecen a distintas necesidades y usuarios.

  • Los somieres de dos planos elevan la parte superior del cuerpo, tronco y cabeza, son adecuados para personas con problemas digestivos como reflujo, y permiten sentarse en la cama.
  • Con tres planos, además del tronco, se elevan las piernas, quedando las caderas en posición fija. Son aconsejables para las personas con problemas de circulación, y el usuario puede sentarse a comer, ver la televisión o leer en la cama.
  • El somier de cuatro planos eleva el tronco y las piernas de forma vertical en rodillas y cadera, y de forma horizontal en la parte inferior del cuerpo. Está indicado en casos de menor movilidad y personas con problemas de articulaciones. Permite cambiar de posición más frecuentemente.
  • Un somier de cinco planos, además de elevar el tronco y las piernas de forma vertical y horizontal, ajusta la posición del cuello. Es el máximo grado de articulación, que ayuda a las personas con problemas de movilidad en cuello y cervicales.

En Solocamas recomendamos la compra de camas articuladas eléctricas con carro elevador de 4 ó 5 planos, por ser las que mayores prestaciones pueden ofrecernos.

Si así lo deseamos te invitamos a ver nuestros amplio catálogo online de camas articuladas o camas de hospital para casa, junto con las ayudas técnicas necesarias para facilitar la vida a las personas que por sus circunstancias se ven obligadas a pasar largos períodos en cama.

Así, además de portasueros, barandillas, mesas altas para alimentación o realizar actividades manuales desde la propia cama, podemos ofrecer, entre otros: