­

CAMAS ARTICULADAS

Las camas articuladas son ideales para un buen descanso, sueño reparador y, por ende, para la salud.

Si crees que las horas de sueño y descanso en una buena cama, son la base de tu salud y rendimiento, descubre lo que las camas articuladas pueden hacer por ti.

En ocasiones, podemos pensar que las camas articuladas están especialmente indicadas para uso geriátrico o para personas con movilidad reducida, sean de avanzada edad o no. Éstas son las conocidas como camas articuladas geriátricas o camas articuladas para ancianos, también denominadas camas de hospital. Es evidente, que para personas que tienen que pasar mucho tiempo en reposo, las camas articuladas no son una opción sino una necesidad. 

Pero, no es menos cierto, que para cualquier persona, sin ningún tipo de dolencia específica, las camas articuladas se convierten en una magnífica elección, para garantizar un descanso y sueño reparadores. Estas camas, que muchos denominan camas ergonómicas, se están introduciendo cada vez más en nuestras casas. Sobre todo, en el caso de las camas articuladas para matrimonios o uso doble, porque permite, si se elige la opción de dos somieres articulados juntos, la opción de descanso independiente y personalizada. Sin olvidar, que mientras una persona descansa, la otra puede estar incorporada cómodamente para ver la televisión o leer.

En el caso de las camas de hospital o camas articuladas para ancianos, existen diferentes opciones en el mercado: manuales, eléctricas, con patas regulables, con carro elevador, de diferentes planos… Lo importante, es elegir aquella que se adapte mejor a las necesidades de enfermo y cuidadores, que dependerá de las dolencias y, en muchos casos, del tiempo que se prevé tengan que hacer uso de ellas. Las camas articuladas para ancianos, además de adaptabilidad, seguridad y confort, favorecen la circulación, pudiendo adoptar diferentes posiciones que reducen la tensión sobre corazón y disminuir la hinchazón de piernas, por ejemplo. Consiguen reducir molestias musculares y articulares, favoreciendo adoptar diferentes posturas de forma sencilla sin realizar esfuerzos. 

Si nos centramos en las camas ergonómicas o camas articuladas para el hogar, pueden proporcionar alivio temporal o a largo plazo en lumbalgias, tensiones de hombros y cervicales, artritis, problemas de índole respiratorio, reflujo gástrico, piernas cansadas e hinchadas, dolor de espalda e incluso problemas de corazón.

Al contrario de lo que pueda parecer, en un caso y en otro, tanto las camas articuladas de uso geriátrico como las camas ergonómicas, no tienen por qué desentonar con el ambiente de la habitación o estancia en la que se ubiquen. Existen modelos con cabeceros y pieceros de madera o, incluso realizadas íntegramente en madera, en el caso de las camas articuladas para ancianos. En el caso de optar en casa por la comodidad del descanso en una cama ergonómica, se pueden elegir incluso, canapés abatibles articulados.

Ya no hay excusa para un buen descanso en una cama articulada. ¡Descubre todas las opciones que en Solocamas ponemos a tu disposición!

 

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información pinchando en Leer Más, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Por favor espere...

Suscríbete a Nuestra Newsletter

Podrás recibir noticias y ofertas de nuestros productos.

Al suscribirte a la newsletter confirmas haber leído y aceptar la política de privacidad.

SUSCRIBIRSE

Camas articuladas, camas de hospital,
productos de ortopedia y descanso