­

SILLAS INODORO

Las sillas inodoro permiten no tener que trasladar al enfermo al baño varias veces al día con los riesgos que conlleva.

Cuando se sufre de problemas de movilidad, bien por ser una persona de avanzada edad, o bien por tener algún tipo de dolencia o estar en proceso de recuperación de algún tipo de intervención, cualquier gesto cotidiano, de lo más simple, se puede convertir en una tarea tan complicada como subir al Everest.

Sin ir más lejos, el simple hecho de tener que ir al baño puede ser una tarea ardua y no exenta de peligros. Para hacer la vida más fácil a la persona convaleciente, y al mismo tiempo, ayudar al cuidador a no tener que realizar grandes esfuerzos para mover y sujetar al enfermo, varias veces al día, existen sillas inodoro de diferentes formatos. Coexisten así, sillas inodoro regulables o no regulables en altura, con variedad de anchos, con asientos acolchados o no, con ruedas y o sin ellas.

Algunos modelos de estas sillas con inodoro incorporado, son  bastante “discretas” disimulando la función para la que han sido diseñadas, además de permitir una limpieza práctica y cómoda.

Entre las sillas inodoro que ofrecemos en Solocamas, disponemos de modelos con estructura de acero regulable en 7 posiciones de altura y con asiento PVC acolchado, muy confortable y con un diseño discreto que oculta el inodoro. Existen también, sillas con inodoro plegables, que no ocupan mucho espacio y que son ideales para llevar de viaje. Uno de los modelos más versátiles y recomendados, es la silla inodoro en estructura fabricada en aluminio anodizado, con ruedas, frenos, reposapiés desmontables y reposabrazos abatibles, para facilitar el acceso a la misma. Esta misma silla con inodoro incorporado gracias a sus ruedas permite un traslado cómodo y seguro de la habitación al baño y podemos usarla también como silla de ducha.

En Solocamas aportamos ayudas técnicas, para facilitar las tareas cotidianas a quienes han visto reducida su movilidad y mejorar también, la vida de aquellos que los cuidan y tienen que realizar tareas repetitivas que pueden resultar agotadoras día tras día. Las sillas con inodoro son una de esas “ayudas” que aportan el máximo confort a enfermo y cuidador para evitar desplazamientos que en muchos casos pueden ser peligrosos.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información pinchando en Leer Más, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Por favor espere...

Suscríbete a Nuestra Newsletter

Podrás recibir noticias y ofertas de nuestros productos.

Al suscribirte a la newsletter confirmas haber leído y aceptar la política de privacidad.

SUSCRIBIRSE

Camas articuladas, camas de hospital,
productos de ortopedia y descanso