Colchones antiescaras de aire dinámicos, para la prevención de úlceras por presión. Perfecto para combinar con camas articuladas para enfermos o ancianos que deben permanecer mucho tiempo encamados. 

Los colchones de aire, también denominados colchones antiescaras, porque ayudan a prevenir las úlceras por presión o escaras en la piel de quien pasa mucho tiempo encamado, sin variar su posición,  van conectados a un compresor que se enchufa a la red eléctrica.  Mediante este compresor, se realiza una alternancia de hinchado y desinhacdo de las diferentes celdas/tubos que componen los colchones antiescaras. Estos cambios de presión hacen que el paciente puede variar las zonas sobre las que se apoya mientras está tumbado o tumbada , sin necesidad de que ellos tengan que moverse.

Así, los colchones de antiescaras de aire, permiten a los pacientes con movilidad reducida, intercambiar posiciones sin que ellos tengan que realizar ningún esfuerzo. Habitualmente este tipo de colchones de antiescaras, son colchones complementarios, se sobreponen sobre otros que ya tenga la propia cama.

Huelga decir, que en los colchones antiescaras de aire son ideales para combinarlos con camas articuladas eléctricas que permiten además, mediante la acción de sus planos, variar la postura del enfermo para que pueda incorporarse, tomar la opción de estar más sentado, doblando sus piernas, o bien mantenerlas por encima del corazón para mejorar el riego sanguíneo.

Los colchones antiescaras tanto sirven para “prevenir” como para “paliar” o “mejorar” las que pudieran existir.

ulceras por presion colchones antiescaras solocamas

¿Cómo elegir entre la amplia gama de colchones antiescaras que tenemos en el mercado?

  • Antes de decidirnos por uno u otro debemos tener en cuenta algunos aspectos:
  • Complexión, peso y altura del paciente
  • Su capacidad de movimiento, si es nula, si puede pasar tiempo fuera de la cama o no podrá salir de ella ni para ir al baño, por ejemplo.
  • Debemos saber si tiene ya escaras y de qué grado son. 

Lo que vamos a pretender con la adquisición de un colchón antiescaras de aire, es que el paciente realice los cambios posturales que no puede hacer por si mismo, o que le cuesta mucho realizar, para que sean distintas zonas de su piel las que entren en contacto con el colchón, de forma que unas partes puedan descansar, alternándose, evitando rozaduras y apoyos constantes sobre las mismas superficies.

Debemos elegir entre los colchones antiescaras de aire con regulador en función del peso del paciente, que además:

  • Comodidad: Deben tener un compresor compacto y silencioso, que incorpore un regulador en función del peso del paciente, para un mejor ajuste.
  • Resistencia: Unos de los que mejores resultados dan son los fabricados en PVC sanitario porque son más durables
  • Seguridad: Deben garantizar el perfecto sellado de todo el colchón impidiendo que pueda entrar líquido para reducir cualquier problema o riesgo electrónico. Cumpliento de las normas (Norma IP21) y (Norma: EN60601 e IEC60601-1).
  • Mayor Eficacia: A mayor número de celdas y mayor altura del colchón antiescaras, mayor será el alivio de la presión sobre la piel y podremos ofrecer un tratamiento más efectivo y eficaz.
  • Alarma Visual: Hay modelos que incorporan una alarma visual y audible que advierte de baja presión, fallo eléctrico o avería.

¿Con qué tipo de colchones se pueden combinar los colchones antiescaras?

Colchones de espuma y látex

Este tipo de colchones no se pueden considerar en si mismos colchones antiescaras. Los de espuma son económicos y los de látex, muy de moda estos últimos años no son muy transpirables con lo que la piel sufre igualmente. Aún así hay algunos colchones sanitaros con espuma HR, que para un riesgo medio de UPP nos podrían servir.

Colchones viscoelásticos

En nuestra opinión son la mejor opción para combinarlos con colchones antiescaras. Se trata de un producto extremadamente confortables, son muy adaptables al cuerpo, ayudan a distribuir el peso. Se dice que el visco tiene “memoria, de forma que una vez que adoptamos otra postura, el colchón vuelve a su forma habitual al dejar de sentir el peso sobre él. No son colchones que se deformen con facilidad. 

¿Qué esperar de los colchones antiescaras?

No es un producto “válido” en sí mismo, debiendo de combinarse como sobrecolchones de otros, preferentemente viscoelásticos para utilizarlos de forma preventiva para pacientes encamados durante largo tiempo con riesgo de sufrir ulceraciones en su piel. Este sobrecolchón se coloca sobre el otro y por medio del compresos eléctrico se van llenando de aire las celdas del colchón.

Hay modelos sencillos como los colchones antiescaras de Aire Domus 1. A pesar de ser de los más sencillos y básicos está recomendado para personas con riesgo bajo de escaras y su compresor es bastante silencioso. Si nos pasamos a la gama más alta, como es el caso de los colchones antiescaras de Aire Domus Auto, su compresor es más silencioso, tiene un mayor número de celdas y mayor altura, lo que hace posible que disminuye al presión casi al máximo, está recomendado para pacientes con alto riesgo de sufrir UPP y puede ser utilizado por personas de mayor peso. 

En Solocamas disponemos de un amplio catálogo de colchones antiescaras en nuestra sección de ortopedia. Pero nuestra empresa, además de por la calidad de sus productos, se caracteriza por nuestra atención personalizada al cliente, así que puede llamarnos sin compromiso, para resolver todas sus dudas, estaremos encantados de atenderle: 94 680 64 10.